Adentrándonos en las Boticarias. Un camino hacia la Hoya de Pineda

 

 

Iñaki Cabrera y David Salazar 

Facebook y hashtag #sigueelsendero Escúchanos los jueves a las 18:00 en Radio Teror 107.6 Fm 

1sigueelsendero@gmail.com 

 

 

En otros tiempos, toda aquella zona era conocida por Los Granadillares, debido a la extendida presencia del granadillo canario por aquellos lomos. Luego, serían talados junto con el resto del bosque termófilo para crear grandes extensiones de fértiles tierras destinados al cultivo del grano. Y aquellas tierras pasarían a llamarse el Cortijo de San Gregorio. Hoy en día, el sector primario ha dado paso a nuevas urbanizaciones, mutando, una vez más, su nombre a Ciudad del Campo. Y es aquí, en mitad de las nuevas edificaciones, duerme un pequeño pero importante yacimiento arqueológico, que a la postre, marcaría el inicio de nuestro recorrido.

 

Un paseo por Los Granadillares.

 

El yacimiento está ubicado en un lomo desde donde se domina gran parte del litoral noreste de la isla, desde la Montaña de Cardones hasta la Montaña de Bandama, pasando por una espléndida vista a La Isleta y toda la urbe capitalina. Sin duda, el lugar era idóneo como punto de vigilancia y eso debieron pensar los indígenas canarios, pues se establecieron en este idílico lugar escavando varias cuevas en la toba, situadas a la umbría de la cara norte para protegerse de los viento alisios. Cuevas habitacionales, cisternas y canalillos labrados en la toba para dirigir y recuperar las aguas, conforman, junto con la ermita del siglo XVI, el Bien de Interés Cultural para cuya visita, debes contactar con el Cabildo de la isla. Caminando entre las edificaciones, y dejando a nuestra espalda la ermita, nos dirigimos al barrio de Piletas para tomar un sendero que recorre una zona reforestada con acebuches, dragos, granadillos y sabinas entre otras especies. Una fuerte pendiente nos lleva hasta el primero de los lomos, donde una pequeña cruz corona un peñasco alfombrado de orchilla. Desde aquí, iremos recorriendo varios lomos del antiguo Cortijo de San Gregorio, bordeando un hermoso cardonal que resiste al paso del tiempo. Hicimos una parada para escudriñar una gran roca con una cóncava oquedad de curiosas formas que antaño hiciera las veces de refugio. Caminábamos entre pastizales con multitud de saltamontes dando brincos a nuestro paso. Entonces, nuestras miradas se dirigieron al cielo, donde un cernícalo estaba suspendido en el aire observando a su presa, mientras los vencejos pululaban a gran velocidad sobre nuestras cabezas. Seguimos el sendero hasta un estanque cueva asociado a los restos ruinosos de una casa, con unas espectaculares vistas al barranco de San Lorenzo. Poco a poco, el camino nos adentró hasta el Parque Periurbano de San José del Álamo, dentro del Paisaje Protegido de Pino Santo, lugar ideal para hacer un alto y avituallarnos. Cruzamos la carretera en busca de la Presa del Granadillar, donde quedamos absortos visualizando el derruido muro que colapsó en febrero de 1934, provocando lo que los periódicos de la época se conoció como La Gran Tragedia del Toscón. La rotura de la presa se produjo al ceder la cimentación que no aguantó el peso de su primer llenado tras unas abundantes lluvias. Las aguas bajaron abruptamente por el barranco arrasando todo a su paso, incluyendo dos viviendas y sus moradores. Aún inhibidos por la triste tragedia, continuamos la visita a unas cuevas cercanas guarecidas bajo un gran solapón. Éste sería nuestro último punto de gran interés etnográfico, ya que iniciamos la vuelta al área recreativa para descender barranquillo abajo entre terrenos destinados a ser reforestados, según rezaban los carteles, por palmeras, dragos, acebuches y sabinas. Finalmente, el sendero nos llevó hasta un pequeño reducto de acebuches que nos hizo imaginar cuan denso debió ser el bosque donde según las crónicas, Pedro de Vera se adentró camino de Arucas para ir en busca de Doramas. Y así, retornamos a Ciudad del Campo, después de habernos zambullido en un sendero cargado de historia, de arqueología y de etnografía. 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 2, 2019

October 31, 2019

Please reload

Archivo