VIVIR VEGANO


En este mes de Marzo, muchos tienen la suerte de poder disfrutar de unos maravillosos Carnavales. Estas fiestas guardan una inmensa tradición y orgullo del sentirse parte de nuestras Islas Canarias. Este gran legado se remonta a nuestros antepasados hace más de 500 años, y con el paso del tiempo ha tenido una gran mejora evolutiva. En el año 1998 se hizo la primera Gala Draq Queen de España y en junio del 2011 obtuvimos la certificación como Fiestas de Interés Turístico de Canaria. Somos pioneros en muchas actividades, no sólo en hacer las cosas de otra manera sino también en hacerlas mejor. En estas fechas gastamos muchos productos para maquillarnos, vestirno, etc y en esta novena entrega de Vivir Vegano, quiero hablarles un poco más sobre la gran industria textil y peletera y darles algunos trucos para dejar una herencia mejor a nuestros sucesores. Estas industrias, vienen trabajando desde hace muchos años con unas lineas de explotación extremas. Su modo de operar se basa en abaratar costes estableciendo sus sedes en países de pocos recursos. Como por ejemplo la gran tragedia que se desarrolló en una de estas fábricas textiles localizada en Bangladesh, que fabricaban para grandes empresas internacionales y en donde quedaron al descubierto las malas condiciones que allí se practicaban. En este accidente se cobraron las vidas de más de 1000 personas, mayoritariamente mujeres. Después de estos accidentes el mundo mira con más detalles en qué condiciones viene la ropa que diariamente vestimos y lo mismo sucede en la industria peletera en donde son los propios animales con su vida los que sufren el doloroso proceso para ser convertidos en artículos de venta. ¿Por qué no comprar estos productos? Zapatos, chaquetas, guantes, cinturones, bolsos, etc de piel/ cuero: La materia prima por decirlo de alguna manera que “duela menos leerlo” vienen de las vidas maltratadas de animales como vacas, cerdos, cabras, ovejas o de animales exóticos como serpientes, caimanes, avestruces, canguros; y hasta de perros y gatos, quienes son matados por su carne y su piel en China, país que exporta las pieles de esos animales a todo el mundo y que normalmente no es etiquetado así que nunca conocemos su procedencia real, además de que los animales en este país no tienen ningún tipo de protección legal. Por otro lado la mayoría de estas pieles de vaca provienen de la India, que a pesar de su fuerte filosofía hindú, en donde los fieles Hinduistas veneran a

las vacas, este país no es precisamente un paraíso para ellas. Solamente en los estados de Bengala y Kerala existe una legislación que prohíbe el sacrificio de vacas, pero esto no frena para convertir a la India como el mayor productor mundial de cuero. En el Consejo Internacional de Curtidores (TIC) formado por los países como Italia, Brasil, México, China, Estados Unidos, Sudáfrica, Turquía o Taiwán hablaron del gran negocio que les representa, teniendo más de 90.000 millones de Euros al año de facturación, según la Organización de Comida y Agricultura de las Naciones Unidas (FAO)] y entiendo que la codicia les pueda más que el hecho de hacer una producción sostenible para tod@s. El mercado de los cueros representa en la Unión Europea el 25 por ciento de la producción mundial. Italia es el principal país europeo en la exportación de productos de cuero y España está en el tercer lugar. La demanda de cuero es inmensa dado el gran potencial de la industria de la moda con su fuerte manipulación por medio del marketing, y deseo informarles que las pieles curtidas no es un subproducto derivado de las industrias cárnicas, sino que anualmente se cobran la vida de más de 20 millones de animales salvajes cazados en trampas y de más 40 millones de animales criados en granjas. Por ello si queremos ayudar, proteger y respetar la vida de estos animales es importante no consumir productos en donde el sufrimiento animal sea el protagonista y no sigamos enriqueciendo a las granjas industriales y a los mataderos. ¿Qué alternativas tenemos? Las fibras vegetales (algodón, lino, etc.), los tejidos sintéticos, el Gore-Tex, el forro polar, la microfibra, etc. Como ves, en pleno siglo XXI tenemos infinidades de alternativas, y no podemos seguir apoyando este sufrimiento, por lo tanto es nuestro deber mejorar en nuestra evolución y avanzar hacia la linea de proteger y respetar la vida de todo ser sintiente.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes