Aquí estamos nuevamente amig@s, en una entrega màs de Vivir Vegano en primer lugar quiero dar las gracias a todas las personas que me han felicitado por compartir mi experiencia y a l@s que me han escrito compartiendo sus dudas. Nos habíamos quedado en si yo realmente era un amante de los animales y en realidad lo soy, por eso empecé a ser consecuente con lo que sentía y decía, poniéndome en acción para que todo tuviera sentido, y no fueran sólo palabras bonitas para compartir. No quería hacer daño a los animales, pero tambien deseaba que mi salud se beneficiara de ello. 

 

Innumerables fueron los libros, documentales, entrevistas que leí de profesionales del campo de la medicina y nutrición ( Lucía Martinez) entre otros, investigaciones privadas, etc., incluso esa información extra que te da la vida. Era muy curioso, como al principio de este camino, me iba encontrando a varias personas que al decir que era Vegano, compartían conmigo su “sabiduría”. Recuerdo en una ocasión, a una mujer con un claro problema de sobrepeso, al decirle, que no comía animales ni nada de su procedencia, me miró con una cara muy extrañada y mientras daba una calada profunda a su cigarrillo, al final me exclamó casi con enfado, pero eso no es sano!! Y es normal que ella pensara así, las industrias, con la ayuda del marketing, se han encargado muy bien de hacernos creer que ciertos hábitos son buenos. Sin ir más lejos, hace poco (años 1950) los doctores recomendaban fumar, aludiendo a que era digestivo, saludable para tu garganta, para tus dientes, para adelgazar, etc. Después los publicistas fueron más “creativos”, diciendo que el fumar era una cosa de” hombres”, de ser aventurero, moderno, de tener estatus social. La industria tabacalera lo hizo muy bien, pero ya despertamos de esa manipulación, sabemos los millones de personas que mueren cada año por ese mal hábito. Lo mismo pasa actualmente, con la industria alimenticia, por ejemplo, poniendo fotos de niños sonriendo posando junto a vacas felices que pastan en un prado libre, cuando la verdad es que esas vacas ni son libres ni son felices. 

Como bien les publiqué en el anterior escrito, trabajo en la alimentación de guarderías de niños, donde ésta se basa principalmente en verduras, frutas, legumbres, cereales, frutos secos etc. En mi experiencia he aprendido que con una dieta equilibrada y sin sufrimiento animal, puedo estar sano y en paz conmigo mismo. 

En la próxima entrega compartiré algunas recomendaciones alimentarias que hago en mí día a día.

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

September 1, 2020

August 3, 2020

July 2, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

 ©Revistael29

El 29 Revista no se hace responsable de los comentarios u opiniones expuesta anunciadas, los descuentos / cupones no acumulable. Toda copia integra o parcial de esta revista está prohibida salvo autorización escrita del editor.

Fátima Asencio 634 578 792 

Depósito Legal // GC 256-2015

 

 

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle