SAUNA SECA vs BAÑO DE VAPOR


Gemma Domínguez

622 522 744

Facebook: Vida Sana - Peso Ideal - Cuerpo Perfecto


Antes pensaba que ambas cosas eran prácticamente lo mismo, así que me decidí no solo a probarlas sino a investigar sobre ellas.

La sauna seca se refiere a la tradicional, donde se calienta una pila de rocas, las cuales irradian calor en la habitación.

En la sala de vapor funciona diferente: hay un generador en la habitación que hierve el agua para que suelte ese vapor por toda la zona, por lo que todo el aire se nota húmedo.

Personalmente me siento más a gusto en la sauna seca, me gusta sudar y saber que mi cuerpo elimina toxinas.

Esto es ideal sobre todo para las personas que han dejado de fumar, las drogas o cualquier medicamento “intenso”.

Según los estudios oficiales, los beneficios de estas terapias son los siguientes:

“Las salas de vapor y saunas comparten algunos beneficios terapéuticos. Por encima de todo, ambos reducen la tensión muscular, ayudando a la relajación y el bienestar general. El calor ayuda a mejorar la circulación y, por supuesto, favorece la sudoración, lo que abre los poros y limpia la piel. Las salas de vapor pueden ser más cómodas para las personas con alergias o congestión en el pecho o los senos paranasales. Las saunas son la mejor opción para las personas con condiciones que pueden verse agravadas por la humedad, como la artritis reumatoide.”

Eso sí, no te dejes engañar y olvida ese falso mito que dice “la sauna adelgaza”. Es cierto que elimi-namos muchos líquidos cuando sudamos, pero al re-hidratarnos recuperamos esos kilos que hemos perdido. Para bajar de peso, siempre lo mejor será cuidar tu alimentación y hacer algo de ejercicio. La sau-na y los baños de vapor son un complemento para tu bienestar, nada más. ¡No te olvides de disfrutar de estas terapias cada cierto tiempo! ¡¡Me encantan!!


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes