SOBRE LA CALVICIE, LAS CANAS Y LOS MALOS OLORES

August 31, 2017

 

Gemma Domínguez 

622 522 744 

Facebook: Vida Sana - Peso Ideal - Cuerpo Perfecto 

Estamos de acuerdo que las canas y las calvas los asociamos a la vejez, en mayor o menor medida. Lo hemos normalizado a pesar de suponernos cierto trauma, sobre todo las canas a las mujeres y la calvicie a los hombres. Y es así desde siempre, por lo que no nos cuestionamos si lo pudimos haber evitado e incluso si podríamos revertir el proceso. 

No me gusta hablar de lo que no sé y de lo que no he experimentado en mí, así que hablo con conocimiento de causa cuando digo a boca llena que veo mis canas desaparecer cada vez más… Sólo tengo 41 años, pero desde hace un tiempo que mi pelo había comenzado a “envejecer” y además se me caía mucho, incluso por época tuve algo de alopecia. Pero desde hace tres años, que empecé a preocuparme y ocuparme muy en serio y al 100% de mi salud; desde entonces las canas han empezado a desaparecer “milagrosamente”… Aún tengo muchas, pero así a golpe de vista veo que al menos el 50% ya no están. Y soy testigo además de personas muy cercanas (hombres), que están en el mismo camino que yo, que su calvicie prematura ha comenzado a llenarse de cabello, nuevo y de calidad. 

Ya explicaba el Prof. Arnold Ehret en el siglo pasado, que “el cabello humano es el órgano desinfectante del cuerpo, cuyo objeto es expeler las emanaciones de éste”. 

Todos saben que el sudor se produce en primer lugar en la cabeza y en las axilas, y que este sudor (especialmente en las personas enfermas) va acompañado de un olor desagradable. Por lo que se llegó hace mucho tiempo a la siguiente conclusión demostrada: 

“La enfermedad es una fermentación o proceso de putrefacción de las sustancias corporales o del exceso de alimentación antinatural, el cual se ha acumulado en el curso del tiempo en los órganos digestivos especialmente y que hace su aparición en la forma de excreciones mucosas”. 

¡Vamos, que todo viene de nuestras “tripas”! 

Es más, cuando los médicos con toda su tecnología no han llegado a reconocer algunos problemas digestivos, sí que ha habido “curanderos” que han sido capaces de diagnosticar por medio del cabello (olor y apariencia) el proceso interno de putrefacción (enfermedad). 

Podría escribir páginas enteras de todo lo que he aprendido sobre este tema de los mejores especialistas, pero como resumen diré: 

“Mejorando los hábitos de alimentación, desintoxicando nuestro cuerpo de todos los tóxicos que hemos acumulado a lo largo de nuestra vida (comida antinatural y/o mal combinada, sobre alimentación, medicamentos, drogas, herencia genética, …) podremos en la mayoría de los casos (aunque todo debe mirarse siempre de forma personalizada) revertir un proceso de envejecimiento prematuro”. 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

October 31, 2019

October 31, 2019

October 1, 2019

October 1, 2019

Please reload

Archivo