¿ME HACES CASO POR FAVOR?

February 17, 2016

Unimascota Universo Animal. 692 440 580 / 699 181 108

 

Uno de los principales conflictos a los que nos enfrentamos diariamente en la convivencia con nuestro mejor amigo, es la falta de obediencia.

El hecho que nuestro perro no nos haga caso nos genera una gran frustración y por tanto se daña la vinculación que tenemos, ya que a causa de esta frustración empleamos un tipo de relación dañina por innumerables castigos o viciada por el exceso de premios.

 

Si a esto sumamos la falta de tiempo, el cansancio, los problemas personales, tener un perro se puede convertir en una responsabilidad esclavizante y no un disfrute, seguimos conservándolo claro, por un sentido de la responsabilidad y porque a pesar de todo le queremos, así de grande son sus aportaciones a nuestras vidas, seguimos conviviendo con nuestro mejor amigo porque aún con todos los problemas que tenemos, es más lo que nos aportan que lo que nos quitan. 

 

Siendo así, nos podremos enfrentar con los siguientes interrogantes: ¿No se merecen un poco más de atención por nuestra parte en el aspecto educativo?, ¿No se merecen que nos formemos mínimamente para que sus vidas sean más plenas? Y por otro lado ¿No nos lo merecemos nosotros también?, ¿No mereces que nuestro esfuerzo se vea recompensado con el placer de tener una sana y relajada relación con nuestro mejor amigo? Sin tirones de correa, sin agresiones, sin destrozos en el hogar, sin miedos por lo que pueda pasar si le suelto la correa.

 

La mente y las emociones de nuestros perros son mucho más complejas de lo que en la mayoría de los casos pensamos, este es uno de los factores por el cual no nos obedece nuestro perro, si queremos que nos preste atención, tenemos que comenzar por conocerles interiormente un poco más.

 

La vinculación es otro factor importantísimo en la construcción de una buena obediencia, nos preocupamos tanto por agotar físicamente a nuestras mascotas que no se nos ocurren otros tipos de interacciones más completas que estrechen nuestro vínculo en situaciones comprometidas, como pueden ser la presencia de otros perros, de algún juguete preferido, entre otros.

 

Otro factor vital es la comunicación, damos por hecho que nuestro perro entiende todo aquello que le queremos decir y la cruda realidad es que si no construimos un código comunicativo sólido y con la debida evaluación, nunca lograremos tener una completa conexión que nos permita tener la seguridad de entendimiento con nuestra mascota.

 

Quiero hacer especial hincapié en la importancia de la construcción de este código comunicativo ya que sin el, nunca podremos tener una relación sana y mucho menos conseguir que nos obedezca. Es muy llamativo como la mayoría de las personas con las que trabajamos se dan cuenta rápidamente que muchas de las ocasiones en que su perro no les hacía caso, no se debía al factor desobediencia sino a la falta de comunicación y entendimiento entre ambos.

 

Para resumir, no olvidemos que en la vida de un perro no todo debe simplificarse a premios y castigos, sus mentes y emociones son bastantes complejas y es necesario conocerlos bien. También es importante acotar que la vinculación es como una flor que hay que regar durante toda su vida, de lo contrario, se marchita; la buena comunicación no solo debemos priorizarla con nuestras parejas, hijos, padres, también es esencial con nuestros mejores amigos, “los perros”.

 

 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

March 2, 2020

February 3, 2020

February 3, 2020

Please reload

Archivo