OBTENCIÓN DE RESIDENCIA EN ESPAÑA A TRAVÉS DE LA INVERSIÓN

February 15, 2016

Abogada. 928 234 311 / 660 300 379

Este modo de inversión se creó en el momento de la entrada en vigor de la Ley de Apoyo a los emprendedores, para fomentar la inversión de capital extranjero en España y así a su vez creara puestos de trabajo.             

El extranjero inversor, puede de esta manera conseguir la residencia , tanto para él como para su cónyuge e hijos menores de edad por un período mínimo de un año, renovable por dos de los años y hasta obtener la nacionalidad, sin mas requisitos que realizar las inversiones mínimas previstas en la ley, que detallo a continuación:

a) Adquisición de deuda pública española.- INVERSIÓN MÍNIMA = DOS MILLONES DE EUROS.

b) Adquisición de acciones o participaciones sociales de empresas españolas, o depósitos bancarios en entidades financieras españolas.- INVERSIÓN MÍNIMA=UN MILLÓN DE EUROS.

c) Adquisición de bienes inmuebles en España.-inversión mínima= QUINIENTOS MIL EUROS.

Conviene informar que la Ley no contempla en ningún caso que la obtención de un permiso de residencia por inversión implique la obtención de un permiso de trabajo. Es decir, se estará facultado para residir en España, tener propiedades, inversiones, sociedades etc… pero no se obtendrá permiso para trabajar (sea por cuenta propia o ajena). Durante este periodo inicial de cinco años, si quiere trabajar, sería necesario tramitar un nuevo permiso de residencia, fundamentado en otros motivos y con otros requisitos, aunque la inversión en España facilita mucho estos nuevos trámites.

Lo mas aconsejable es que la aportación en concepto de  inversión, se realice en una empresa ya constituida o creada al efecto y ésta adquiera el inmueble. En este caso la inversión debería ascender a UN MILLÓN DE EUROS. La inversión inmobiliaria habrá de tener los siguientes requisitos:

1.- Mínima inversión…….de QUINIENTOS MIL EUROS, y no deberá tener cargas el inmueble.

2.- Se deberá acreditar la adquisición mediante certificación expedida por el Registrador de la propiedad del Registro donde se haya inscrito el inmueble.

3.- Ser mayor de 18 años

4.- Carecer de antecedentes penales en España y en los países donde se haya residido en los últimos cinco años.

5.- No figurar como rechazable o persona non grata en los países donde se haya residido anteriormente.

6). Contar con recursos suficientes económicos para sí y para los miembros de su familia durante el período de residencia en España. Respecto a la duración del permiso de residencia, en primer lugar otorgan un visado de residencia por un período de un año, tras verificar que se cumplen los requisitos anteriores tanto para el inversor como para su familia. Si se deseara continuar con la residencia, una vez transcurrido un año, podrá solicitarse autorización de Residencia por inversión por un plazo de dos años más, y siempre que se solicite con un periodo de 90 días antes de su vencimiento. Siempre acreditando que se sigue siendo titular de bienes inmuebles en España o haber adquirido nuevos durante ese tiempo inicial para residir. Es decir, se podrá solicitar por dos veces la renovación de residencia por un periodo de dos años, hasta adquirir la residencia permanente, siempre que se haya mantenido una residencia continuada en España.

Es interesante hacer referencia en este tema, hacer referencia a la Ley Beckham. Esta ley se creo para atraer directivos y profesionales altamente cualificados  a España. Se les aplicaba un régimen espacial de tributación, para las rentas obtenidas en España 24% frente al 47%  que tendría que pagar tributar  por el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas. La última reforma de la misma , aclara que “no se entenderán obtenidos en España durante la aplicación del régimen especial los rendimientos que deriven de una actividad desarrollada con anterioridad a la fecha de desplazamiento a territorio español, sin perjuicio de su tributación cuando los citados rendimientos se entiendan obtenidos en territorio español conforme a lo establecido en el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes”. Es decir, no se darán situaciones de doble tributación en aquellos supuestos de rendimientos del trabajo derivados de un empleo en país distinto a España y obtenidos con anterioridad a la asignación a España, ya que éstos no se entenderán obtenidos en territorio español y por tanto no tributarán en España bajo el Régimen especial (por ejemplo, salario percibido en el extranjero con carácter previo a su asignación a España).

Sí podrán darse situaciones de doble imposición, en aquellos supuestos de rendimientos del trabajo obtenidos y derivados de empleo en el extranjero, bien mientras el empleado está asignado en España o bien una vez ha finalizado su asignación, ya que en ambos casos, bajo el Régimen Especial, se entenderán obtenidos en territorio español y por tanto quedarán sujetos a tributación en España. Por ejemplo, un empleado asignado en territorio español y que mantiene en paralelo otra relación laboral en un país extranjero al que que viaja con cierta frecuencia y en virtud de la cual obtiene rendimientos salariales.

 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

October 31, 2019

October 31, 2019

October 1, 2019

October 1, 2019

Please reload

Archivo