Ingredientes para 6 personas:

100 g de mantequilla, 250 g de galletas tipo Digestive, 6 hojas de gelatina neutra,
350 g de queso en crema, 150 g de azúcar, 2 huevos, 2 limas (el zumo y la ralladura), 300 g de nata líquida.

tarta lima.jpg

Tarta de queso y lima

ELABORACIÓN

 

1. Poner las galletas en una bolsa de plástico y picarlas aplastándolas con un rodillo hasta que estén molidas.
Pasarlas a un bol. Derretir la mantequilla en un cazo y añadirla al bol de las galletas.

2. Trabajar hasta conseguir una masa homogénea. Forrar un molde desmontable con film de cocina y  cubrirlo con la mezcla de las galletas
(debe ser una capa compacta).

3. Guardar el molde en la nevera durante 2 horas o en el congelador entres 15/30 minutos (en lo que preparas la crema).
En un bol, mezclar el queso con el azúcar, añadir la ralladura de lima y los huevos batidos. Batir con las varillas hasta obtener una crema fina.

4. Remojar la gelatina y escurrirla. Disolverla en el zumo de lima calentado a fuego suave. Añadir a la crema de queso sin dejar de remover. Dejar cuajar 30 minutos.

5. Incorporar la nata, previamente montada, a la preparación anterior. Mezclar bien y verter en el molde. Alisar la superficie y refrigerar en la nevera durante 3 horas como mínimo.

¡¡CÓMO SERVIRLA!!
Un poco antes de servirla, desmoldea la tarta y retira el film de plástico que cubría el fondo del molde. Adórnala con unos gajos finos de lima y unas hojitas de menta. También puedes preparar
Una juliana de piel de lima y cocerla en un almíbar espeso durante unos minutos. Y, sobre todo, no te olvides de añadir el ingrediente tercer